jueves, 6 de noviembre de 2008

Mi amigo de intercambio

Ayer estaba dominada por la tristeza, pero algo pasó. "Tin, tin, ting", suena el telefóno. ¿Quién será?, atiendo, ¡oh, qué sorpresa!Es Juanma, mi mejor amigo, que está en Alemania. Mi corazón da un salto ante el: "Hola gor, soy yo, el lechón". Una alegría inmensa me invade, no podemos dejar de hablar del calor tucumano y del frío alemán que poco soporta, dada su costumbre al calor. "Gor, hace mucho frío, no sabes lo que desearía que haga calor. Sólo me dedico a comer". La distancia no ha cambiado nuestra relación de amistad, es más la fortaleció, conversamos con normalidad de los chiquitos (mis alumnos), -que no soporto-, de los lindos lugares y los pocos días que nos separan para vernos, ¡sólo 60 días! Se te extraña mucho, amigo.

No hay comentarios: