miércoles, 18 de junio de 2008

Un paseo por la cuidad

Son muchas las personas que hacen cola para subir al último ómnibus del día, algunos son conscientes de que tendrán que buscar otro medio transporte para llegar a sus casas, dado que los coches están atestados de gente, parecen sardinas enlatadas, la única diferencia está en que el contenido se mueve. Mirado desde atrás los coches se menean de un lado para el otro, pareciera que en cualquier momento se va desplomar sobre derecha o izquierda, pero no, sigue avanzando despacio dejando a los pasajeros en sus repectivos destinos.
Son las 22.15, pero parece que son las 1. La cuidad está desierta, todos los negocios han cerrado a las 21.30 y el movimiento habitual de cada jornada ha sido interrumpido por la falta de gasoil. Camina despacio las diez cuadras que la separan de su casa, mira a su alrededor, las grandes colas han desaparecido, sólo los desafortunados y despistados quedan en las paradas, aún con la esperanza de que un fantasmal colectivo pase a recogerlos. Los taxis han proliferado (quizás no, pero la falta de colectivos afecta su apreciación) y bajan por la calle jujuy a gran velocidad, tal vez con la intención de aprovechar el infortunio de algunas personas en su favor. Sumado a esto, el fresco viento invernal invita al encierro y al calor hogareño.
En la mitad de la caminata obligada, logra divisar un ónmibus parado: se quedó sin gasoil. Recorre las oscuras cuadras arboladas sin la menor preocupación, cuando en Jujuy y Lavalle logra observar una mujer que lleva en sus brazos un niño de pocos meses. Su cara se desfigura y se dice para sí: "¡Pobre mujer, qué acaso no ve los noticieros!".
El cielo está depejado de nubes y cubierto de estrellas, el azul marino contrasta con su brillantez y es una noche muy fría, aún son las 22.30 y la cuidad está sola.

1 comentario:

[*] dijo...

Me encantó la descripción de la ciudad, Samara. Especialmente lo de "aún son las 22.30 y la cuidad está sola". Me hizo sentir el desamparo de esa noche. Fabelito estaría orgulloso. :P
Un besote.